Clinica Imar

Adenomisosis. Conceptos básicos

La adenomiosis es una enfermedad benigna del útero que se produce porque el endometrio (Capa más interna donde anidan los embriones) se introduce e infiltra en el miometrio, que es la capa de músculo del órgano. Es decir, ocurre el mismo fenómeno que en la endometriosis, pero los implantes de endometrio ocurren en el músculo del útero. Ver: Endometriosis: Mujeres con mayor riesgo.

Frecuencia real

La frecuencia real de este problema no se conoce, aunque hay cifras que la informan en cifras tan variables como del 14 al 60%. Se presenta preferentemente en mujeres mayores de 40 años. (Pero se cree que es debido a que el diagnóstico definitivo se realiza necesariamente en piezas de úteros extirpados mediante histerectomía.)

Los síntomas más frecuentes son

• Menstruaciones abundantes y sangrados entre ciclos que pueden llegar a ocasionar anemia. • Dolor con la regla (Dismenorrea) o con las relaciones sexuales (Dispareunia). • Dolor pélvico crónico. Se le ha relacionado con la infertilidad por dos causas, la primera es un factor mecánico que puede alterar la implantación del embrión y la segunda un aumento de estrógenos que se asocia con esta patología de forma frecuente alterando la ovulación.

Diagnostico

El diagnóstico es difícil y requiere un alto grado de sospecha. Más del 35% de las mujeres no presentan ningún síntoma y muchas veces es, precisamente la historia clínica la que nos enfocará los estudios diagnósticos. Por el anterior motivo hay que tener en cuenta siempre esta patología en mujeres con síntomas, pero también en aquellas con infertilidad o abortos recurrentes y/o con endometriosis. La ecografía ginecológica puede ayudarnos a sospechar de adenomiosis al encontrarse una capa muscular engrosada con lagunas hipoecoicas y calcificaciones en dicha zona. Es importante aclarar que se requiere que quien realice la ecografía tenga experiencia en el tema ya que muchas de las veces los hallazgos son muy sutiles. Otra técnica que es muy útil en algunas pacientes es la RMN. (Resonancia Magnética Nuclear) El diagnóstico de certeza, como lo hemos dicho previamente es por medio de anatomía patológica y para ello se requiere de la extracción del útero por una cirugía denominada histerectomía. La indicación de dicha cirugía radical se realizará en pacientes que ya no quieren ser madres y/o cuando ya no puede realizarse otro tratamiento y los síntomas son severos.

En mujeres que NO desean histerectomía se pueden emplear los siguientes tratamientos:

• Analgésicos y antiinflamatorios para paliar dolores.
• DIU con progesterona. (Mirena o Kyleena). Disminuye dolor y sangrado.
• Análogos de GnRH en periodos cortos de tiempo y enfocados a usarse junto con tratamientos de fertilidad.

En Clínica Imar somos especialistas en medicina reproductiva con amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad. Confía en nosotros, podemos solucionar juntos este difícil problema…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies